Categoría: Cajón de Sastre

Machismo en el periodismo deportivo: el no acabar

Parecía que el machismo en el periodismo deportivo estaba ya superado, pero cada día que pasa me sigo dando cuenta que no es así y que ocurre en todos los ámbitos del deporte y del periodismo, desde periodistas, programas, aficionados o futbolistas. El último ejemplo y uno de los más bochornosos y, sí, asqueroso tuvo lugar en los premios Laureus. Los premios más importantes del deporte a nivel internacional. El lugar, supuestamente, perfecto para que estas situaciones no ocurran. Pero no. Además, hay que añadirle que el protagonista es Luis Figo, futbolista de renombre y supuesto ejemplo.

Todo sucedió durante la rueda de prensa previa a la gala en la que asistió el portugués junto con Carles Puyol, Raúl González, Capello, Cafú y otros embajadores de los premios. Una periodista de 8TV de Cataluña, Nuria Casas, le preguntó al portugués y éste contestó: “Normalmente no hablo con prensa catalana, pero hago una excepción contigo porque eres guapa”. ¿Ser guapa tiene sus puntos para que te contesten a una pregunta? Mejor preguntado ¿Ser mujer tiene sus puntos? Pues para algunos energúmenos parece ser que sí.

Una, como mujer y como periodista deportiva se calienta aún más cuando ve que los medios de comunicación le dedican sólo un mínimo espacio casi al final de las páginas webs. Sólo dando la información, ni un artículo breve de opinión denunciando lo sucedido. Más se cabrea una cuando entra a la noticia y se pone a leer los comentarios de la gente. Sólo una minoría lo denuncia y lo repudia. En cambio la mayoría sólo se dedica a alabarlo y a reírle las gracias.

Otro aspecto que demuestra que parte de culpa también la tienen los aficionados se encuentra en Facebook, red social en la que he encontrado la noticia. Desde hace un tiempo en las publicaciones no sólo se puede dar al famoso “Me gusta” también puedes mostrar la reacción que te provoca como “Me encanta”, “Me divierte” o “Me enoja”. Pues bien, ¿saben qué reacción era la más seguida? “Me divierte”. Sí, como leen. A la gente se ve que le divierte ese tipo de comentarios, lo ven gracioso y por ello Figo es “un grande” o “un crack”. Estos resultados y reacciones no se deben de tomar en valde porque a día de hoy medios de comunicación o empresas se fijan en ello para saber si lo que venden gusta o no o qué provoca en el público.

Pero el machismo no acaba ahí. Donde más lo vemos es en los propios medios de comunación. Desde aquí quiero dar las gracias a Bein Sport España por tener programas en los que los presentadores son las mujeres y los colaboradores son hombres. Hasta ahora la única cadena que he visto que le da un papel lo suficientemente importante a una mujer (sin contar con las presentadoras de los informativos). Nos tiene acostumbrados a que las chicas tengan un papel secundario como comentarista o como “chica redes sociales” y ya si eres guapa y enseñas mucho mejor.

Hace poco “El chiringuito de Neox” de Pedrerol hizo un casting para sustituir a Irene Junquera como responsable de las redes sociales y mensajes del programa. Os podéis imaginar la cantidad de solicitudes que llegaron y a quién cogieron: a la que estaba dispuesta a ponerse un señor escote cada noche y que en su vídeo presentación poco enseñó de lo que sabe sobre deporte o en su defecto fútbol. Aquí no acaba todo. De este famoso casting me preocupa mucho que hayan mujeres en este país que estén dispuestas a seguir la gracia de este programa.

Por ello quiero también llamar la atención a las mujeres. A aquellas que sin pensarlo están echando más tierra sobre nuestro nuevo tejado al ser nosotras mismas las primeras que no nos hacemos respetar. No puede ser normal que una chica que quiere iniciar su camino en el periodismo deportivo no tenga ni lo más mínimo de idea de deporte y diga con una sonrisa de oreja a oreja y orgullosa “sé que tengo futuro por cómo soy”. No me llaméis ni loca ni exagerada porque aquí una servidora lo ha oído.

Para terminar quisiera dar las gracias a todas aquellas mujeres que día a día, más en un periódico donde no tiene que mostrar su físico sino sus conocimientos, dejan en lo más alto el trabajo de las mujeres y piden que se nos tenga más en cuenta para tener papeles fundamentales y más importantes en el periodismo deportivo. Gracias a mujeres como María Escario o Paloma del Río. Dos referentes para una servidora y espero que para todas aquellas chicas y niñas que sueñan con tener su papel en este mundo. Espero que puedan disfrutar de una profesión sin machismos y demostrando que son iguales o más valiosas que los hombres. Porque el periodismo deportivo, al igual que el deporte no entiende de sexos, sino de capacidades.

Cruyff, contigo empezó todo

elpais-com
Foto: www.elpais.com

En esta sección, como su nombre indica, Cajón de sastre, se habla cada semana de temas diversos y siempre ligados a la actualidad. Por ello, en este número no podía faltar un pequeño homenaje al hombre que reinventó el fútbol: Johan Cruyff. El holandés nos dejó la pasada semana tras una larga lucha contra el cáncer. Con esta enfermedad se nos fue un icono y ya, leyenda.

He de confesar que siento envidia de todos aquellos privilegiados que lo vieron jugar y no tienen que echar manos de vídeos en color sepia para disfrutar de su juego. Pero como periodista, siento aún más envidia de todos aquellos que compartieron charlas, ruedas de prensa y entrevistas con “el flaco”. Que disfrutar de sus palabras, de su filosofía y modo de entender el fútbol. Gracias a él conocemos el fútbol de toque en lo que prima sobre todo la calidad del jugador. Gracias a él conocemos los famosos rondos. Sí, esos rondos que todos los equipos sobre la faz de esta tierra practican en sus entrenamientos.

listasdefutbol-com
Foto: www.listasdefutbol.com

Cruyff ya dejaba huella como jugador, sobre el terreno de juego con una calidad que sobrepasaba por encima de todos y que conseguía ser admirado por rivales. Una forma de vivir este deporte que le acompañó durante su etapa como entrenador. Sobre todo al tocar el cielo con el FC Barcelona, tanto en el once como dirigiendo desde el banquillo. Ese maravilloso e inolvidable Dream Team.

Cruyff ha dejado huella por ser un innovador de su época. Por tener esa valentía para conseguir cambiar el fútbol, reinventarlo y que todos caigan rendidos a su estilo. Pero sin duda, dejó huella en el Barça, donde a día de hoy podemos seguir disfrutando de ese juego de toque. Pero para una enamorada del fútbol como yo, esto le parece poco. Hubiera sido precioso vivir su época como jugador y como entrenador. Verle jugar en directo. Disfrutar de “el flaco”.

Pero según me han contado periodistas, y a la vez amigos del holandés, también dejaba huella fuera de los terrenos de juego. Con su forma de ser, su carácter, sus ideas claras y a la vez su humildad. Cada vez que me he topado con alguna persona que ha tenido el privilegio de compartir minutos con él, todos mis sentidos han prestado atención para absorber vivencias y así poder trasladarme a esos momentos como si fuera yo la que los viviera. Pero si algo han tenido todas estas personas en común es la cara de felicidad, los ojos luminosos cuando hablaban de él y revivían momentos.

teleasturias-com2
Foto: www.teleasturias.com

Sin duda, un ejemplo a seguir aún para los jugadores y entrenadores de hoy en día. ¿Os imagináis una figura como la de Cruyff en el fútbol actual y moderno? Alguien con tanto carácter que sea capaz de cambiar por completo este deporte, de dar el paso y reinventar. Al principio un loco, con el tiempo una leyenda.

Mientras ese momento llegue sólo nos queda recordad todo lo que ha dado a este deporte y darle las gracias. Darle las gracias por ser el futbolista que fue, el entrenador que fue y la persona que fue. Por marcar un antes y un después.

Porque como bien ha dicho su hijo Jordi durante el homenaje a Johan en el Camp Nou: “Nos hemos dado cuenta que mi padre no es sólo nuestro, es de todos”. Así es. Su padre tuvo la capacidad de sentir a todos como de su familia, de tratarles como tal fuese quien fuese.

murviedro-esAquí abajo ha dejado un legado y desde ahora allá arriba se jugaran los mejores partidos, con grandes estrellas y en los banquillos con dos entrenadores que entendían este deporte de la misma manera y que tanto han dado al fútbol español. Sí, hablo de Luis Aragonés. ¿Os imagináis los partidos y las charlas entre los dos?

Ahora ya sólo nos queda disfrutar del toque y de esa filosofía de ver este deporte. Por ello un gracias tras otro gracias por darnos tanto “flaco”.

Cinco años de la guerra siria con el fútbol como luz

Hace cinco años, en 2011, el FC Barcelona se proclamaba campeón de Liga por tercera vez consecutiva. Recordamos esa temporada por los famosos cuatro clásicos seguidos. Aquel año eramos totalmente ajenos e inconscientes de lo que pasaba a miles de kilómetros de nuestro país. A casi 4000 kilómetros de distancia daba inicio una guerra civil que con el paso de los años se ha convertido en el conflicto más mortíferos de los últimos tiempos. Sí, hablamos de Siria y su Guerra Civil que ha dejado más de 366.000 muertos y lo más importante, una generación perdida. Esos niños que lo único que conocen es el ruido de los fusiles y las bombas. Sólo conocen la masacre.

bandera-siriaEn este desolador panorama, que no parece tener fin, sigue habiendo hueco para el fútbol. Aunque sea lo que menos les preocupa a los sirios en este momento. La luz entre tanta oscuridad la poner la Selección Nacional de Siria que se clasificó para la segunda ronda clasificatoria para el Mundial de Rusia 2018 y el próximo 24 de este mes juega contra Camboya en Oman, fuera del territorio sirio por la Guerra Civil.

“Da igual que tu seas cristiano o musulmán. O de cualquier sector del Islam. Nosotros somos una gran familia que juega por un equipo y una nación”, aseguró el capitán de la selección Abdulrazak Al Husein a The Guardian.

Pero cosas del destino, el Mundial se jugará en Rusia, país que ha protagonizado las últimas ofensivas en territorio sirio.

A este éxito de la selección de fútbol se ha sumado hasta el propio presidente del país Bashar al Asad que quiso sacar provecho para sus propios fines propagandísticos. Pero la respuesta no tardó en llegar y algunos refugiados residentes en el Líbano crearon la Selección Nacional de una Siria Libre.

al-ghadabEl fútbol entre los sirios no queda ahí. Entre los refugiados que vemos luchar por un futuro en Europa se encuentra un joven futbolista. Mejor dicho, se encontraba. Porque tuvo la suerte de llegar a su destino. Se trata de Mohammed Jaddou, excapitán de la selección sub17 de fútbol. Su destino ha hecho que consiga llegar a Alemania y seguir disfrutando de lo que más le gusta gracias al FV Ravensburg. Poco después hizo las pruebas con el Bayer Leverkusen, por el que pudo fichar, pero aquí entró en juego la discriminación, siento decirlo así: no le cogieron por su condición de refugiado. ¿Él no puede hacer realidad su sueño por ser refugiado y el entrenador que llegó a Getafe, sí? ¿Cuál es la diferencia? Ambos son refugiados, ambos han pasado lo mismo. ¿Tendrá que ver el país al que han llegado? Mejor dejar la política a un lado.

Volvamos al fútbol. Volvamos a pensar en la importancia que tiene este deporte para conseguir sacar una mínima sonrisa y crear en las personas una mínima ilusión y esperanza entre tanto terror, entre tanto pánico y tanta sangre. Porque todos y cada uno de los componentes de esta selección siria de fútbol son unos héroes, héroes por conseguir a través de un deporte alegrar a cada uno de sus compatriotas y seguir luchando por su sueño. Además de conseguir dejar el nombre de su país en lo más alto y que se relacione con algo que no sea guerra, misiles, bombas, muertes y sangre.

El fútbol, está haciendo su papel. Quizá el fútbol europeo y mundial debería de hacer más. Creo que tiene demasiado poder como para poder echar una mano a aquellos afortunados refugiados que consiguen llegar a países europeos, que consiguen llegar a un destino con el único deseo de empezar una vida nueva, tranquila y feliz. Una vida para aquellos jóvenes que aún pueden cambiar el rumbo de su destino.

No quería hablar de temas políticos en este artículo, pero es imposible. Imposible porque duele. Duele ver como día tras día familias, hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, niños, recién nacidos, embarazadas, sufren la crueldad, la peor crueldad posible del ser humano. Un ser humano que sólo sabe mirarse al ombligo y ser hipócrita. Hipócrita por gritar a los cuatro vientos la pena que les dan estas personas, pero que no mueve ni un dedo para ayudarles a conseguir una vida digna como ellos. Más bien, directamente una vida, un techo, un futuro, una sonrisa. Porque entre toda esa gente hay personas tan cualificadas como los que nos encontramos al otro lado. Tan preparadas (o incluso más).

Futbol-Siria_TINIMA20120716_0357_5Pero aquí seguimos, viendo como cada día muren personas, viendo como tienen que soportar tormentas, malos tratos, como madres tienen que bañar a sus bebés en los charcos por falta de agua, como niños duermen a la intemperie. ¿Este es el ser humano en el que nos estamos convirtiendo?

Por todo ello desde aquí doy gracias, a ese grupo de futbolistas sirios que luchan a pesar de las amenazas y chantajes para que el nombre de su país este limpio y no se relacione con guerras. Gracias por demostrar que el ser humano, a pesar de los problemas graves, gravísimos, a los que se enfrenta cada día tiene ánimos y ganas para luchar por el resto de sus compatriotas. Gracias por demostrar que no es tan difícil y gracias por hacer que en Europa y en el resto del mundo tengamos un poquito más los pies en el suelo gracias a este deporte por el que seguís luchando.

Porque a pesar de la guerra, un balón siempre hace feliz y ayuda a olvidar, por un momento, la cruel realidad.

El misterioso mundo de las actas arbitrales

arbitroscreati_2_1_1_0Cada jornada echamos manos de las actas arbitrales para recopilar datos de los partidos y para saber por qué se ha amonestado a un jugador, entrenador y personal del cuerpo técnico. Muchos de los motivos son obvios y justificables, pero para sorpresa de todos, hay veces en las que se encuentran amonestaciones sin sentido alguno. Más que sin sentido, por hechos prácticamente inocentes, inofensivos y mínimos. Hechos que hace años pasarían desapercibidos, serían normales y ni mucho menos sancionables. Y es que, parece que hoy en día en el fútbol un entrenador no puede protestar, no puede elevar un poco más su tono de voz, ni puede salirse 5 centímetros de su zona.

Acta-ImagenEl último caso de amonestación nos lo hemos encontrado en el acta arbitral del CD Lealtad – CD Guijuelo. Según el árbitro, el entrenador de los locales, Javier Fernández, fue amonestado en el minuto 89 por el siguiente motivo: “acercarse a mi asistente número 1 y dar una patada al barro con intención de ensuciarlo”. ¿Está el árbitro en la mente del entrenador para saber si lo hizo a propósito de ensuciarlo? ¿Es motivo de amonestación? Una imagen muy parecida vimos en primera división en el encuentro entre el Rayo Vallecano y el FC Barcelona.

En el descanso, mientras todos se retiraban al túnel de vestuarios, Paco Jémez hacía intención de esperar a los colegiado para intentar ensuciarles con el césped moviendo los pies. En este caso el árbitro no registró nada en el acto del partido.

Pero el caso del Lealtad es el último en una larga lista de amonestaciones ‘sin sentido’. El pasado mes de diciembre, Miguel Ángel Portugal, entrenador del Valladolid fue expulsado del encuentro entre su equipo y el Albacete por, según recoge el acta: “dirigirse desde fuera del área técnica al árbitro asistente nº1, realizando aspavientos y a gritos, en los siguientes términos: “¡No puede sacar, hay dos balones dentro!”. Pero, si esto fuera poco, el Comité de competición inhabilitó al míster con dos partidos de suspensión. El propio expulsado, en rueda de prensa reconoció que le tiene “mucho respeto a los árbitros, pero a veces tienen un poder excesivos y eso no está bien”.

acta-nacionalAmonestaciones que son un suma y sigue. También en diciembre, Pepe Mel, exentrenador del Real Betis, fue expulsado en el partido frente al FC Barcelona por, según el acta arbitral: “salir de su área técnica protestando ostensiblemente, a viva voz y con los brazos en alto, una decisión mía. Una vez finalizado el partido, observé que dicho entrenador se encontraba en la zona de acceso al túnel de vestuarios saludando a varios jugadores, sin más incidencias que reseñar”.

Según esta amonestación, ningún entrenador tiene derecho a protestar una decisión del colegiado, no puede mostrar su disconformidad y por si fuera poco, tampoco puede esperar a sus jugadores o conocidos en el túnel de vestuarios. ¿Era necesario hacerse eco de este momento de saludos en un acta?

Si en décadas anteriores, todos los árbitros tuvieran que amonestar y expulsar a los entrenadores por sus “aspavientos” y protestas, creo que no veríamos a ninguno sobre el césped. ¿Os acordáis de aquellos tiempos en el que los técnicos corrían por la banda quejándose de las decisiones arbitrales y lo único que se encontraban era un “por favor, contrólese”.

¿Hasta qué punto vamos a llegar si seguimos amonestado a la mínima de cambio? Que yo tenga entendido, un entrenador está para defender a su equipo, para quejarse y ve alguna injusticia o si ve que alguno de sus futbolistas ha sido sancionado sin motivo. Pero visto lo visto, se ve que ya no pueden. Ahora cada jugador que se las apañe como pueda.

Como se puede observar, son expulsiones, amonestaciones y actas arbitrales sin sentido que se dan en todas y cada unas de las categorías de nuestro fútbol. Sea cual sea el equipo, se llame como se llame el entrenador y juegue donde juegue. Está prohibido protestar.

Ahora bien, ¿alguna vez el colectivo de árbitros va a reconocer sus errores y van a ser sancionados por sus errores o por sus aires de mando y grandeza? Porque en este deporte llamado fútbol cada uno de sus protagonistas tiene un papel importante que al unísono lo hacen más grande. Pero sin aires de grandeza, ni de los que juegan, ni de los que controlan el juego.

El olvidado fútbol femenino

diarioasUna vez más el fútbol femenino vuelve a ocupar las primeras planas de los medios y no precisamente por sus aspectos positivos. Sino más bien al contrario. El protagonista en esta ocasión es el Lorca Deportiva Femenino. El club murciano que sueña con ser el primer equipo de la región en jugar en Primera División. Pero, como de costumbre, el aspecto económico juega un papel mucho más importante y para conseguirlo han creado un calendario en el que participan sus jugadoras.

El Lorca Femenino, con sólo cinco años de actividad, juega en Segunda División, en el grupo VII y se encuentra en la tercera posición con 37 puntos, empatado con el segundo, SPA Alicante, y a tan sólo dos puntos del liderato y con el sueño del ascenso a la vuelta de la esquina. A esta competición hay que sumarle la externa en la que el título son nada más y nada menos que los 60000 euros que necesitan para conseguir el ansiado ascenso.

Para ello, además de los sorteos y rifas que hacen continuamente para conseguir el dinero, han decidido dar un paso más y crear un calendario solitario en el que participan 12 de sus jugadoras. Como era de esperar, las críticas no han tardado en llegar por considerar la acción de machista por mostrarse en ropa interior y vender su cuerpo para conseguir dinero.

Las jugadoras y el club lo tienen claro: “La idea fue de todas las jugadoras, no solo para conseguir fondos y poder jugar en Primera, también queremos reivindicar que el fútbol femenino existe, y se tiene que ver de alguna manera”, asegura Cristina Hernández, jugadora del Lorca, a Interviú.

A pesar de las críticas son varios los medios que se han hecho eco de esta iniciativa como el mencionado Interviú y Estadio Estadio de TVE, donde entrevistaron a sus jugadoras en directo en plató. En ambos casos, el calendario quedó en un segundo plano para dejar todo el protagonismo a la verdadera causa y lo más importante: las enormes dificultades del fútbol femenino español.

lorcafeminas-comEl caso del Lorca es sólo uno de tantos, y el último en salir. Pero esa es la realidad de nuestro fútbol femenino. Equipos en la élite a punto de desaparecer. Equipos que tienen que hacer malabares y hasta magia para cuadrar sus cuentas.

¿Os imagináis a un equipo de Segunda División masculina viajando de una punta a otra del país en furgonetas ida y vuelta el mismo día del partido para así no tener que gastar dinero en hoteles? O por ejemplo, que sean los propios jugadores los que tengan que pagar de su bolsillo sus fichas para poder jugar?

Pues esa es la cruda realidad de estos equipos. Vivencias que no hace mucho vivían por ejemplo en el SPA Alicante, ahora mismo también en la lucha por el ascenso a Primera División.

archivo_imgpeque_noticias_2862Estos son solo un par de ejemplos de la diferencia que se vive entre el fútbol masculino y el femenino en la misma categoría, y eso que son en las dos máximas competiciones. Además, de no hablar que no están catalogadas como profesionales, como sí lo son sus compañeros masculinos.

Por desgracia, esta situación no cambiará hasta que no sean conscientes, o más bien, hasta que no quieran mover un dedo desde la Real Federación Española de Fútbol para solucionarlo. Porque bien que se les llena la boca hablar de lo buenas que son sus jugadoras que fichan por los mejores equipos de Europa. ¿No debería de ser al revés? Deberíamos de conseguir entre todos que los mejores clubes lo tengamos en España. Vale que para llegar al nivel de otros países como Alemania o Inglaterra nos queda mucho trabajo. Pero algún día habrá que empezar a reestructurarlo todo y ayudar más a estas chicas que tiene el mismo sueño que los chicos: triunfar en el fútbol y, porqué no, vivir de ello. El único problema que tienen es que son de otro sexo y viven en una sociedad aún muy machista en este deporte.

Por todo ello, espero que la RFEF abra los ojos de una vez y se de cuenta de la situación precaria en la que tiene a sus equipos femeninos y empiece a incentivar su participación y su nivel. Pero no para sentirnos orgullosos de ellas por sus títulos conseguidos. Porque para los que apostamos y luchamos con y por ellas nos sentimos ya más que orgullosos por ver como día a día, jornada a jornada luchan para que se su trabajo sea reconocido como se merece y tengan el mismo papel que un jugador. Porque al final, el objetivo es el mismo: disfrutar de este deporte tan bonito y que tanta pasión levanta.

Foto: www.futbol.as.com y www.lorcafeminas.com

Fútbol sala y fútbol once, tan cerca y a la vez tan lejos

archivo_imgpeque_noticias_2862

Llevo desde el pasado sábado 13 pensando si escribir este Cajón de Sastre y finalmente he decidido hacerlo porque creo que es importante. ¿Por qué pensarlo? Porque se trata de otro deporte: fútbol sala. Tan seguido como desconocido. Seguido en su mayoría cuando juega la selección o cuando ésta gana algún título. Como es el caso. Es la actual campeona de Europa por séptima vez. Que se dice pronto. Algo muy difícil que junto con los dos mundiales conseguidos nos colocan como la mejor selección del mundo junto con la todopoderosa Brasil. ¿Os imagináis esto en fútbol? Una locura. Os pensaréis que pinta un artículo sobre este deporte en una revista dedicada al fútbol y exclusivamente a la Segunda B. Pero aunque a primera vista no lo parezca, ambos tienen muchas cosas en común.

Por todos es conocido que las grandes estrellas del fútbol empezaron dando patadas a un balón en partidos de fútbol sala, incluso a nivel de competición. Muchos empezaron en equipos hasta que un equipo de fútbol 11 se fijaron en ellos. Un pasado que a día de hoy se nota claramente cuando se les ve jugar. Los más destacados son los casos de Messi y Neymar. Unas habilidades en el menor espacio posible que se consiguen a base de partidos en canchas de fútbol sala, y ellos mismos en diversas entrevistas lo han reconocido. Igual que estas estrellas, muchas son también las que han forjado su experiencia, su picardía jugando en Segunda B, en campos de césped artificial, en campos pequños, con aficiones pegadas a la nuca, con un juego mucho más directo.

Otra de las similitudes es la cercanía de los jugadores y la estrecha relación con la afición y los medios de comunicación. Empezando por el aficionado. Es mucho más fácil acercarse a un jugador de Segunda B y así conocer la otra cara a veces tan desconocida en este mundo, conocer más a la persona que al jugador. Además, las aficiones son más sanas, donde sí, hay competitividad y rivalidad, pero todo hasta cierto punto y con el máximo respeto posible.

Futbolsala

En cuanto a los medios de comunicación, en ambos casos son todo facilidades a la prensa. Conocedores de la publicidad que estos les dan. ¿Sabéis lo complicado que es entrevistar al actual mejor jugador del mundo del fútbol? Requisitos absurdos, un sin fin de controles, además de un control en las preguntas, tiempo limitado, sólo buenas preguntas que hablen bien de él. Bien, ahora imaginen lo mismo pero con el mejor jugador del mundo de fútbol sala (con más títulos internacionales que el de fútbol 11). Es otro mundo. Basta con una simple llamada y total libertad de trabajo. Así. Así es como se conoce mejor a los ídolos y a las estrellas del deporte. Así es la manera de hacerlos más cercanos. De hacer un deporte más saludable.

Ambos son una categoría y un deporte, por suerte, poco contaminado por el actual periodismo deportivo. Pero queridas sólo cuando llegan éxitos o en sus pabellones o estadios ocurre de todo menos algo bueno.

1746503_w2

Ambos son los hermanos pequeños del todopoderoso fútbol once de élite y ambos deberían de ser el verdadero ejemplo a seguir de los más pequeños. Porque en esos estadios pequeños y en esos pabellones es donde se respira humildad y fútbol en estado puro. Donde se respira respeto entre aficiones. Donde se respira periodismo deportivo puro y limpio.

Por todo esto y por los grandes éxitos conseguidos, desde Pasión de Bronce queremos felicitar a la selección española de fútbol sala por su séptimo título europeo, en ocho finales, y por sus valores. Unos valores que defendemos desde Pasión de Bronce.

¿Periodismo deportivo o espectáculo?

periodismo-deportivo

¿Periodismo deportivo o espectáculo?

“El padre de Neymar se enzarza con la prensa en la puerta de un local nocturno”. Esta noticia la hemos podido ver, oír y leer en todos los medios de comunicación durante los últimos días. El padre del astro brasileño se enfadó con la prensa que le preguntaba sobre los rumores del posible fichaje de su hijo por el Real Madrid.

Ante la insistencia de los reporteros, Neymar padre perdió los nervios y empezó a fotografiar a la prensa e incluso llegó a romper una cámara de televisión.

Como era de esperar, al día siguiente todos los medios denunciaban lo sucedido y el FC Barcelona sacaba un comunicado en el que defendía la reacción del brasileño. Evidentemente, las quejas de la prensa no tardaría en llegar.

En este artículo no quiere hacer de abogado del diablo porque entiendo las dos partes, tanto a la prensa como al padre del jugador. ¿Hasta tal punto ha llegado el periodismo deportivo como para insistir en una discoteca al padre de un futbolista? ¿Tanto protagonismo se merece como para darle días y días en los medios? Repito, este análisis no defiende ni justifica la reacción del brasileño. Pero, parte de razón no le falta al pedir que le dejen tranquilo. Al final, era de esperar que tarde o temprano este nuevo periodismo deportivo amarillista tuviera un acontecimiento así.

¿De verdad no somos conscientes los periodistas que nos estamos desviando del verdadero periodismo? Aunque, absurda pregunta la mía. Sólo hay que ver con qué llenan los medios sus espacios: Madrid y Barça. Y ello incluye la vida privada y redes sociales de los jugadores. Minutos que pueden ser de oro para otros equipos o deportes. Pero no, el “periodismo deportivo” se está olvidando lo esencial: deporte, para dar paso al sensacionalismo, amarillismo, prensa rosa y periodismo de bufanda. Este último se merece un espacio aparte.

Esta nueva idea de periodismo, que ellos mismos, los que mandan, se creen que gusta, enseñan a los periodistas del futuro. ¿No hay nadie que se plante y no siga el juego? Sí, los hay. El caso más conocido y por el que no cae bien entre los periodistas es el de Luis Enrique, el entrenador del FC Barcelona que no esconde su descontento, asombro y enfado cuando en la rueda de prensa parece que le están preguntando Sálvame, ¡Hola!, o de la sección de sociedad. Pero claro, si el asturiano no ríe la gracia ni sigue este juego sucio al que hemos llegado, es que a Luis Enrique no le guste la prensa y los odio. Desde mi humilde opinión creo que es al contrario. Sabe lo importante que son los medios de comunicación, pero no de esa manera.

PHOTO-014d0f8a5e11e2e6a3101b9eb0eb81e3-1454769706-91

¿No hay nadie en el gremio que se esté dando cuenta que ya se roza lo ridículo y diga “basta”? ¿No hay nadie que sea consciente que los periodistas deportivos son los menos valorados? Pero me da a mí que no, sino más bien al contrario. Orgullosos y si se les dice la verdad, se ofenden. Como aquel periodista de la Cadena Ser Valencia que tras el Valencia – Rayo Vallecano, más que preguntar a Paco Jémez, le dio su opinión envuelta en una bufanda valencianista. Puede que el entrenador le diera una respuesta salida de tono. Pero esto sucede cuando uno se cansa de este tipo de preguntas.

“El periodista deportivo jamás se pone la bufanda y deja sus colores y forofismo fuera mientras ejerce su profesión”. Esta frase que te la marcan una y otra vez en la facultad, se evapora en cuanto entras en un medio y los intereses son otros. Puede que por espectáculo, puede que con dinero. Pero, ¿dónde queda la ética profesional y el orgullo de uno mismo?

Por suerte, aún nos quedan los medios locales, aquellos que ejercen el periodismo como tal, aquellos que a la hora de hablar de sus equipos se centran solamente en lo deportivo, sin envolverlo de espectáculo. Y gracias a este trato, los propios clubes responden de la misma manera haciendo el trabajo de cada uno más llevadero. Claro está, hasta en estas categorías se han dado casos de noticias llenas de amarillismo en las secciones de deportes, pero tanto una parte como otra se han encargado de que no volviera a ocurrir.

Cuando una acude a ruedas de prensa tanto en primera como en Segunda División B enseguida nota el cambio. En la categoría de bronce las preguntas son periodísticas, del partido, sobre los jugadores. Dejando a un lado los asuntos personales de cada uno, dejando a un lado los colores. Quizá, porque entre unos y otros hemos convertido y consentido que el fútbol de élite poco a poco deje de ser menos deporte para ser más espectáculo y negocio.

Precisamente en estos dos últimos aspectos entren los intereses de los medios de comunicación: si tú hablas más y mejor de mí, tendrás tu recompensa: exclusivas, regalos, invitaciones y un largo etcétera. Una práctica que va en contra de los principios básicos del periodismo y que es uno de los primeros puntos en la ética y deontología de la profesión.

Estos son más que ejemplos y la opinión de una servidora que cada vez siente más vergüenza ajena del periodismo deportivo que rodea al fútbol de élite y que disfruta haciendo lo que más le gusta en categorías inferiores y hablando de otros deportes. Por ahí, es donde más se disfruta de esta profesión tan preciosa y que muchos se están cargando, llevándola a lo más sucio.

Sólo espero que de una vez clubes, jugadores, aficionados, periodistas abran los ojos y se planten y volvamos todos a ese periodismo deportivo tan pasional y limpio.