Hogar / Artículos / Pedro Conde: “Mi objetivo, siempre es superarme”

Pedro Conde: “Mi objetivo, siempre es superarme”

La Segunda B es una categoría tan bonita como atípica. Lejos de los focos mediáticos que alumbran al fútbol profesional, la tarea del futbolista de bronce es mucho más compleja que la de otros compañeros de profesión. Con cierta frecuencia han de bajar al barro (literalmente) o jugar en campos de césped artificial de esos que estropean más rodillas que arreglan.

Brillar ante 25.000 personas que te aclaman o te abuchean no es tan complicado como hacerlo ante las 400 0 500 que frecuentan muchos de los campos de nuestra querida división de bronce. Dar el salto a la élite es más sencillo cuando las imágenes de tus partidos están al alcance de cualquiera. Tus mejores jugadas podrán verse desde mil ángulos distintos, con sus tropecientas repeticiones y el análisis de los más avezados comentaristas. Además, tus movimientos serán monitorizados para que cualquier club de relumbrón pueda conocer de tu existencia y prestarte una especial atención si desea contar con tus servicios. No te enfrentarás, además, a clubes que pueden multiplicar por 30 el presupuesto de tu equipo amparados en la filialidad de un gigante que pretende contar con ellos para disputar competiciones europeas en un futuro no muy lejano.

Se te va a complicar la vida, y mucho, jugando en Segunda B. Por no tener, ni nombre tendrás a la espalda para facilitar que te identifiquen aquellos que pueden solucionar tu carrera ofreciéndote un contrato que dé más que para vivir al día.

Es por eso que resulta tan satisfactorio encontrar a uno de esos gladiadores de bronce que, luchando contra viento y marea, acaba por ser importante (importantísimo) para un equipo modesto y acabar superando la quincena de goles como es Pedro Conde.

Diecisiete fueron los goles que consiguió el cordobés esta temporada en un conjunto (recién ascendido) que además tuvo que pelear contra otros factores como estar incluido en el grupo IV. El grupo IV que ha conseguido meter en la nueva Liga2 a tres de los cuatro conjuntos que optaban a ella. El grupo IV que, con sede en Mérida, te obliga a cruzar (literalmente) la península para jugar contra equipos murcianos. Ser el máximo goleador (y mejor jugador en base a las estadísticas que elaboramos) en el grupo IV, no es nada sencillo. Y Pedro Conde lo ha conseguido.

Si no le conocen, Pedro es ese delantero grande, fuerte, que los mete de todos los colores. Bromeo diciéndole que si le centran una lavadora es capaz de bajarla con el pecho y colocarla por la escuadra. Su respuesta es que exagero, que una lavadora no, pero que un microondas… Y risas. Es un tipo risueño, Pedro Conde. Y un gran tipo. En diciembre, apostamos una comida; le dije que sería el máximo goleador del grupo IV. Si eso pasa, te invito a comer cuándo y donde quieras, fue su respuesta. Hombre de palabra, finalizada la temporada Pedro Conde recorrió más de 300 km para cumplir con la apuesta. Añadan, pues, la nobleza a sus múltiples cualidades.

Falta un día para que llegue ese deseado por unos, y temido por otros, 30 de junio. Ese día en que finalizan los contratos del 90% de los jugadores de Segunda B y que desata la locura en los despachos. Finalizada de forma oficial la temporada hace unos días, son muchos los conjuntos que pretenden afrontar la próxima temporada con un mínimo de garantías. Tener a Pedro Conde en sus filas, sería más que una garantía para optar al premio gordo.

HdB Bueno, Pedro, preséntante a nuestros lectores… ¿Cómo te definirías como delantero?

PC Puedo jugar tanto como referencia en ataque como de segundo delantero, aunque como mejor juego, y más cómodo me siento (y es cuando más he rendido) ha sido haciéndolo de 9 puro. No me importa estar sólo arriba, porque soy capaz de darle salida al equipo, y la pausa que necesita, con buenos desmarques a la espalda de la defensa y un buen disparo a media y larga distancia. Tanto en el juego directo, como a balón parado, voy bien de cabeza (no tanto como para la lavadora, risas). Me gusta estar en el área, es mi hábitat natural y fuera de ella me siento extraño. Me considero un rematador nato.

HdB Decía en la intro a la entrevista que los marcas de todos los colores… ¿Recuerdas cómo han sido tus goles este año?

PC Ahí casi me pillas… Creo recordar que de cabeza metí cuatro, dos con la pierna izquierda y los once restantes con mi pierna hábil. Lo que sé seguro es que de penalti no fue ninguno, porque sólo nos pitaron uno y no pude tirarlo, desgraciadamente. En mi opinión hubo más, pero los árbitros parece que no lo entendieron igual (risas).

HdB ¿Qué es lo que más te gusta de esta categoría, y qué envidias de otras?

PC Lo que más me gusta de la Segunda B es su humildad… Jugamos al fútbol porque nos gusta hacerlo, no porque vaya a solucionarnos la vida. Yo tengo mi carrera, y podría tener un trabajo para toda la vida o al menos ir adquiriendo experiencia en ello. Pero me gusta el fútbol, disfruto jugando y vivo por y para él ahora mismo. Ya habrá tiempo de pensar en otras cosas cuando me retire, espero que dentro de mucho tiempo y muchos goles.

Aunque es cierto que envidio de otras categorías el ambiente en los campos. Me gustan los elogios y las críticas, que me ayudan a motivarme. Eso es fútbol, y me encanta. Otra cosa que envidio es la calidad de los campos, por desgracia, aquí encontrar uno de césped natural en magníficas condiciones es casi una utopía…

HdB Vamos, que más que intimidarte… Te pone tener una grada repleta abucheándote…

PC Sí, si me gusta… Este año tuve en Mérida algo que eché de menos otras temporadas en otros equipos. Gente apretando, que critican cuando fallas y te elogian cuando aciertas, y mira… ¡No ha sido un mal año! Soy ambicioso y espero que los próximos sean mejores, siempre aspiro a mejorar mis cifras. Pero lejos de amedrentarme, la presión me ayuda, y mucho.

HdB ¿En qué campo has disfrutado más como visitante?

PC He disfrutado en muchos… No se me va a olvidar el campo del Sevilla Atlético, para mí el mejor terreno de juego que pisé esta temporada. Fue increíble, con un césped digno de competición europea, sólo faltaron 15 o 20.000 personas en la grada apretando.

Otros campos donde disfruté mucho fueron los de Cádiz, Huelva, Cartagena… El ambiente es muy distinto a otros sitios. Te sientes futbolista.

HdB Si atendemos a la prensa de los últimos días, has firmado por cuatro o cinco equipos. Hasta se ha dicho que esta semana te presentaban en alguno… ¿Echa humo tu teléfono?

PC  Al acabar la temporada sí que me llamaron varios equipos, aunque ahora está el teléfono algo más parado. Les dije que mi prioridad era esperar un poco para intentar jugar en Segunda. Que una vez que no fuese posible o llegásemos a finales de junio, principios de julio, hablaría con el Mérida, porque mi prioridad para jugar en Segunda B era esa. Y que si no nos entendíamos, escucharía ofertas.

Es cierto que han salido varios rumores de equipos, y la realidad es que eran sólo eso, rumores. Me llamaron algunos para saber mi situación, no para pasarme una oferta en firme.

HdB ¿Tuviste tentaciones del extranjero?

PC Sí, he recibido ofertas de países como Azerbaijan, Georgia o Suiza, pero no consideré que fuese momento de emprender esa aventura; tenía como prioridad quedarme en España, y era demasiado pronto para aceptar ese tipo de ofertas.

HdB Interés es una cosa, y ofertas en firme otra muy distinta. ¿Qué hay en realidad a día de hoy?

Al principio hubo interés, tanteo de la situación en la que estaba. Sí es cierto que pasadas dos semanas de ese interés me llegaron tres ofertas formales además de la renovación del Mérida. A todos ellos les dije que necesitaba tiempo, pese a correr el riesgo de quedarme si esos equipos después. Tengo las cosas muy claras, y era un riesgo que creo debía de correr. Les dije que mi representante se pondría en contacto más adelante con ellos, ya que quería esperar y como decía antes, de seguir en Segunda B mi prioridad era el Mérida.

HdB Ha surgido de un tiempo a esta parte la figura del pseudoagente, que se pasea por clubes afirmando que representa a X o Y, sin que éste tenga conocimiento… ¿Te ha ocurrido? ¿Cómo afecta?

PC Sí es verdad que se ha creado un poco de confusión en ese aspecto. Suele ocurrir y seguro que no seré el único jugador al que le haya pasado. Siempre hay gente que se sube al carro cuando le ven posibilidades a un jugador, y es gente que ni ves cuando pasas algún bache.

Claro que me afecta, los clubes pueden pensar que me vendo al mejor postor, y eso no es así. Por suerte, al final todo el mundo acaba conociéndote, y saben cómo eres como jugador y como persona.

HdB ¿Qué le dirías a esos clubes a los que pueden haber llamado ‘en tu nombre’?

PC Les diría que en caso de confusión, la mejor forma de saber la verdad es llamar al jugador. Que es quien sabe perfectamente quién está con él y quién no. En este mundo hay muchos intereses creados, y no puede ensuciarse el nombre de nadie poniendo palabras en mi boca que yo no he dicho…

HdB Ya por último, Pedro… ¿Qué objetivos te marcas para la próxima temporada?

PC No me gusta ponerme metas, porque si lo hago es como si me estuviese poniendo techo. Mi objetivo siempre es superarme, tanto en el aspecto personal (si marqué 17, quiero mínimo 18) como en el colectivo (si quedamos a mitad de tabla, mínimo playoff). Creo que los objetivos nos limitan, y la ambición es fundamental en este oficio. No quiero techos. El objetivo es que no hay objetivo, ni techo.

Palabra de Pedro Conde

Por cierto, quien firma estas líneas se juega una cena a que serán 25, a ver si recoge el guante…

Acerca de Dani Martínez Porras

Dani Martínez Porras

Compruebe también

13457723_10206623268283691_315066292_n

Entrevista| Hablemos de Bronce entrevistado

Hoy hace un año que arrancó esta bendita locura de Hablemos de Bronce. Un año …